INFLUENCIA2

Por Pool GM.

…”Me he estado moviendo por tanto tiempo que todos los días parecen lo mismo “… – Supergrass.

 

“LOS ESPASMOS DESPUÉS DE LA DESAPARICIÓN”

 

Muchas bandas se han quedado en el camino, no necesariamente por falta de éxito, a veces es porque simplemente lo que en algún momento era miel sobre hojuelas se tornó tormentoso al no encontrar puntos de equilibro entre los miembros de la banda o bien con las disqueras las cuales por muy exitoso que sea el proyecto siempre verán solo el tema comercial más que el musical o artístico. La banda que esta semana Influencia2 revisa brevemente forma parte de la oleada del Brit Pop de la segunda mitad de la década de los 90’s. Supergrass.

 

Supergrass tuvo sus orígenes en Oxford en 1993, banda formada por tres amigos estudiantes del colegio Wheatley Park Comprehensive; Gaz Coombes (voz y guitarra), Mickey Quinn (bajo) y Danny Goffey (batería). The Jennifers había sido el ensayo previo en el cual Coombes y Goffey aportaban su talento pasando incluso por el nombre de Theodore Supergrass antes de llegar al nombre que todos conocemos.

 

El estilo musical e incluso de cada uno de los integrantes (visualmente hablando) resulta de la mezcla de varios géneros y bandas que, como fórmula química, aportando cada una la cantidad adecuada lograron detonar el talento de este trío, así, influencias como T-Rex, Cheap Trick, The Beatles, The Rolling Stones y hasta The Who se ven de alguna manera reflejados en las canciones de Supergrass.

 

Su debut en la escena musical lo respaldó el sello independiente Backbeat en 1994 cuando el sencillo Caught By The Fuzz salió a la venta llamando la atención de inmediato por las armonías tan bien ejecutadas por el trío recordando de vez en vez grandes nombres como The Who o Buzzcocks de un solo golpe. El objetivo se cumplió, este sencillo les sirvió como tarjeta de presentación obteniendo un contrato con Parlophone los cuales apoyarían su álbum debut, el exitoso I Should Coco de 1995. Este disco nos traería muy temprano un gran clásico de la década, Alright con su alegría que se contagiaba desde los primeros acordes además de que el video ayudaba mucho a la idea.

 

Para 1997 el grupo ya se había ganado el respeto de la prensa especializada además de generar una buena base de fans, este año recibió el segundo álbum del grupo, In It For the Money, este disco presentaba sencillos importantes como Richard III, Tonight, Going Out y Sun Hits The Sky. Les presentaciones en vivo resultaban toda una experiencia al transmitir bastante energía sobre el escenario, pero sobre todo por los sonidos tan bien amalgamados que mostraban en cada melodía.

 

Dos años después llegaría el tercer disco de la banda. Supergrass, conformado por 12 canciones y con una duración de 45 minutos y 30 segundos, de 1999, año en el que el Nu Metal y el Pop plástico dominaban la escena musical mundial los colocaba como una muy buena opción de rock hasta cierto punto alternativo con esos toques disco setenteros que Moving, canción que abría el disco, mostraba o bien, algo mucho más acorde a esos años como Pumping on Your Stereo.

 

¿Qué vendría después?, tres discos más conformarían la discografía de la banda, Life On Other Planets del 2002, Road to Rouen del 2005 y Diamond Hoo Ha del 2008 aportarían piezas importantes como Seen The Light, Can’t Get Up, Funniest Thing, St. Petersburg y Low C.

 

En 2010 la banda se separó, conocimos posteriormente material de Gaz Coombes como solista pero aún cuando importante sin el punch que la banda le aportaba.

 

Supergrass fue una banda muy importante de la ola Brit Pop de los 90’s y se ganaron un lugar en el soundtrack de muchos melómanos con canciones que hasta hoy siguen sonando como si fuera 1999.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM