UNA NOCHE DE FLORES, GUITARRAS Y MUCHO AMOR CON LEIDEN

Por David González

 

Las 9 de la noche marcaba el reloj cuando las luces del Lunario del Auditorio Nacional se apagaron, los aplausos y gritos presagiaban lo que estaba por venir, el tímido sonido de una guitarra comenzaba a iluminar entre la penumbra, Leiden salía al escenario y todos los asistentes estallaron de alegría mientras “Los Amantes” iniciaba una velada de celebración.

 

La emoción en Leiden es notoria, incluso comenta que está temblando de los nervios, pero esa energía y esa sonrisa nos contagian a todos que de pronto nos dejamos llevar por la música y nos emocionamos con “A Saber” que es la encargada de seguir con el recital.

 

Las luces, la escenografía que ambienta en un bosque, el vestuario de Leiden lleno de color dan un toque especial al escenario, rodeados de esto nos invita a cantar con ella “María Revuelta”, que nos cuenta es de sus favoritas.

 

“Esta noche es especial por muchas razones,decidimos que fuera un festín,así que la convertí en una noche de grandes invitados”

 

 

Tania Nava es la primera en aparecer para acompañar a Leiden, con quien canta “Calles de Papel” al ritmo del beatbox de Nava; que seguida de “Por Reírnos” tiene a todos en el Lunario llenos de emoción, la gente parece hipnotizada por todos los músicos en el escenario y solo se dejan llevar por el espectáculo.

 

El concierto se acercaba a la mitad de su repertorio cuando con “Labios Abiertos” no solo aprovechó para contarnos lo mucho que la conmueve la actual situación bélica del mundo, también incluyó un cambio de vestuario que ahora resaltaba el rosa.

 

Dando paso también así a su segunda invitada: Ingrid Beaujean, con quien cantó “Al Mar” en una de las interpretaciones mas bonitas de la noche.

 

“Dos patrias tengo yo, México y Cuba”

 

Ya bien entrada la noche y con el concierto en su máximo punto, hubo 2 grandes momentos: primero Alonso Arreola acompaño a Leiden para brindarnos un gran dueto en “Un Dibujo En El Suelo”; seguido de una dinámica en la que el público hizo parte de la canción al llevar el ritmo con las palmas de las manos y así llegar a “Cielos de Sorpresa”.

 

“La mejor manera de despedirse es cantando”

 

Así la noche llegó a su fin no sin antes complacernos con las últimas 2 canciones de la noche, “Cuando Soñaba” y “Tonada De Luna Llena”.

 

Dos temas de su anterior trabajo discográfico y que marcaron el fin de una velada donde hubo mucho amor, música bella y una excelente voz acompañando.

 

El frío de la noche es acompañado por los acordes de los músicos, la voz de Leiden y toda la gente que va de regreso a casa.

 

Foto: Julian Francisco

 

Foto: Julian Francisco

 

Foto: Julian Francisco

 

Foto: Julian Francisco

 

Foto: Julian Francisco