LUCYBELL IRRADIA EMOCIONES “MAGNETICAS”

Por Sandra Castillón
Fotografía: Ángel Cruz Islas

 

Hace ya muchos años que Lucybell tiene un lugar ganado entre los fans mexicanos. Si bien no es el público masivo que pueden tener otras bandas, o ellos mismos en su natal Chile, sí es lo suficientemente leal para haberlos seguido desde principios de siglo y seguir haciendo sentir a la banda como en casa. Por esa razón esta noche están de nuevo en nuestro país presentando su más reciente disco, “Magnético”, ante un público que casi ha llenado El Plaza Condesa para escucharlos.

 

Son poco más de las 21:00 horas cuando la banda hace su aparición en el escenario recibidos cálidamente por sus fans. “Flotar es Caer” es la encargada de abrir la noche y rápidamente se logra la conexión entre músicos y espectadores. Después de un par de temas de discos anteriores comienza la presentación de las canciones más recientes: “Por amor”, “No me olvides” y “Perfección” entre otras son entonadas por el grupo y coreadas por varios de los asistentes quienes conocen a la perfección las canciones sin importar que no tengan mucho de haber salido.

 

El sonido de la banda es característico, casi una marca registrada, guitarras envueltas en efectos brillantes y dulces que poco a poco se vuelven más potentes y dramáticas explotando acompañadas del poder de la batería, todo perfectamente dirigido por la voz de Claudio Valenzuela, una de las mejores voces del rock latinoamericano, entonando letras de amor, sexo y más amor.

 

Tras el recorrido por su nuevo repertorio van apareciendo sus clásicos y es entonces cuando el público termina por entregarse a la banda definitivamente, “Viajar”,”Caballos de Histeria”, “Cuando Respiro en tu Boca”, hacen explotar a los fans quienes cantan y saltan al unísono irradiando esa emoción que sólo consigue la música que llega a los puntos más sensibles de quien la escucha. “A Perderse”, cierra el bloque de canciones antes de que la banda abandone el escenario. Un par  de minutos después los chilenos regresan para cerrar con broche de oro: “Mataz” y “Luces no bélicas” con un invitado en el saxofón llevan a los fans al éxtasis para luego despedirse definitivamente con “Mil Caminos”.

 

La gente permanece unos minutos después de que la banda ya se ha ido, al parecer no han tenido suficiente, pero ya son más de las 23:00 horas y poco a poco se resignan y abandonan el lugar satisfechos. A final de cuentas los fans saben qué esperar de Lucybell y saben que nunca recibirán menos que una noche musicalmente memorable.

 

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas

Fotografía: Ángel Cruz Islas