LOS ÁNGELES AZULES: DESDE IZTAPALAPA PARA PUEBLA Y EL MUNDO

Por David González

 

Hace 10 años, para no irnos tan atrás en el tiempo, era imposible imaginar a un grupo de cumbia dentro de un cartel de un festival de rock, y mucho menos, pensar que la gente los recibiera bien.

 

Pues ahora, Los Ángeles Azules han cambiado las reglas del juego, desde su colaboración con Ximena Sariñana y su consecuente disco de colaboraciones marcaron su entrada a un nuevo público, el mismo que la noche de ayer en Puebla bailó y cantó todas sus canciones.

 

¨Mi Niña Mujer¨ fue la canción que comenzó a sonar cuando uno a uno los integrantes del grupo fueron desfilando, los hombres con pantalón negro y blazer blanco, mientras que las mujeres de un elegante negro, todos vestidos de gala para la ocasión.

 

Los hermanos Jorge y Elías Mejía daban las indicaciones con su acordeón y su voz respectivamente, el escenario y el público vibraban en la misma armonía y como cualquier concierto de rock, se abrían círculos entre la gente, pero esta vez no fue para armar el slam, sino para hacer brillar el pasto con sus mejores pasos de baile.

 

¨17 Años¨, ¨La Cumbia del Acordeón¨ y ¨Mis Sentimientos¨ fueron de las canciones mas aplaudidas y coreadas, del escenario salía lumbre, de manera literal y musical, Los Ángeles Azules llegaron al rock para quedarse, al mismo estilo que Los Auténticos Decadentes, Bersuit o Los Caligaris lo han hecho.

 

Como lo decía Elías Mejía, desde Iztapalapa para Puebla y el mundo, Los Ángeles Azules, un grupo que salió de las entrañas de este país y que hoy por hoy se ha convertido en referente de la cultura mexicana.

 

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González

Fotografía: David González