INFLUENCIA2

Por Pool GM.

 

…”Haz siempre lo que temas hacer”… – Black Keys.

 

“LOS UNDERGROUND”

 

2002, año mundialista del cual como cada cuatro años poco que rescatar para nuestro país, sin embargo, en el ámbito musical, este año vería el nacimiento de una banda, dúo para ser exactos, que nos recordaría el sonido Garage que en ese momento se tenía muy olvidado y que por medio de poderosos riffs cargados de mucho Blues lo traerían de vuelta a nuestra época. Esta semana Influencia2 se carga de energía con Black Keys.

 

A principios del milenio las bandas que se apoyaban del sonido del Garage Rock proliferaban siendo pocas las verdaderamente buenas o trascendentales; hubo un par que por su similitud eran comparadas constantemente, tanto así que no podíamos arrancar sin hacerlo. The White Stripes, dueto formado por la batería y guitarra de los White, influencias claras de blues y rock de la vieja escuela, claro referente y objeto de comparación con los oriundos de Ohio, USA,  Black Keys, en esencia conformados de la misma manera, la batería de Patrick Carney complementado de perfecta manera con los riffs de Dan Auerbach.

 

Este par de amigos (amistad iniciada desde la infancia) formaron su proyecto una vez concluidos sus estudios, grabando sus propios demos en el sótano de su casa, el dueto se encargaba de generar y difundir su propio material buscando de una u otra forma lograr colarse con alguna disquera que los respaldara para poder continuar con la generación de material. Esto finalmente sucedió cuando Alive Naturalsound los firmó, producto de este primer paso fue su álbum debut, The Big Come Up del 2002. Placa conformada por 13 tracks, 4 de ellos covers de R.L. Burnside, Junior Kimbrough y hasta The Beatles.

 

Para 2003, tan solo un año después, lanzarían Thickfreakness, este disco sería el que marcaría la pauta en cuanto a estilo musical ya que los nueve temas que lo conformaban (esta vez solo 2 covers) dejaban expuesta la influencia de nombres como Richard Berry o el mismo Junior Kimbrough. Hard Row y Set You Free infaltables en los playlist del grupo que, aunque después se aligeraría un poco, esto no significaría pérdida de calidad.

 

2004 llegaba y Rubber Factory con él, de a poco los discos iban presentando más material original y menos covers, este disco solo contenía dos versiones, una de Robert Pete Williams y una más de los Kinks, por su parte presentaban once tracks propios que recordaban de manera recurrente las cuerdas de Hendrix (uno de sus grandes ídolos). Este disco nos dejaba grandes recuerdos como When The Lights Go Out, Girl is On My Mind y Grown So Ugly.

 

El primer disco que solo contenía material original fue el Magic Potion del 2006, este disco además de claramente sobresalir por este importante detalle, otro tema importante fue que la placa mostraba un blues garage un poco más trabajado presentando como resultado final un sonido más representativo del proyecto y no tan genérico como para recordar a viejas glorias a partir de escuchar acordes de los Black. Your Tocuh y Give Your Heart Away las piezas por separado que presentaría el disco.

 

Attack & Release del 2008 incorporó nuevos sonidos, al menos a lo que nos tenían acostumbrados en sus materiales previos, esta vez a base de teclados y vocales un tanto más trabajadas los Black Keys traían un material que sobresalía por las diferencias claras en cuanto a sonidos llegando incluso a polarizar las opiniones derivadas de las piezas que el disco contenía, para muchos tenía muy buenas canciones y de la misma manera había otras muy malas, o si no malas, al menos de menor punch que las otras. I Got Mine el sencillo importante.

 

El 2010 nos traería Brothers, este disco sería el primero que marcaría la línea de antes y después en cuanto a dejar el blues clásico y enfocarse más al garage de corte comercial que les daba un poco más de entrada en la rotación de las estaciones y en las listas de todo el mundo. Everlasting Light, Howlin’ for You, She’s Long Gone y Sinister Kid los sencillos.

 

Con esta modificación en 2011 y 2014 presentarían El Camino y Turn Blue, estos dos discos ya con el toque comercial (en su justa medida) lograba que los Black Keys tuvieran un poco más de popularidad, dejando el mote de “los underground” atrás. Con estas dos placas llegaban grandes sencillos como Lonely Boy, Gold on the Ceiling, Fever, Turn Blue, Bullet in the Brain, Gotta Get Away y Weight of Love.

 

Los Black Keys sin duda serán una de las grandes bandas referencia de este nuevo milenio que tarde o temprano terminarán por influenciar a las nuevas bandas que vayan surgiendo en estos y los años siguientes.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM