INFLUENCIA2

Por Pool GM.

…”You are too young to put all of your hopes in just one envelope”…- Belle and Sebastian.

 

“GLASGOW IS CALLING”

 

A finales de los 90’s cuando el Nu Metal estaba empujando con todo en el continente americano en Europa había una mezcla de sonidos e influencias que daban como resultado propuestas que encajaban mejor con la época. Nombres como The Velvet Underground, The Kinks o The Zombies parecían reencarnar en bandas como Supergrass, Phoenix o The Verve. Esta semana, Influencia2 presenta a Belle and Sebastian.

 

Esta banda que tomó el nombre de la serie infantil francesa comenzó su camino en el lejano 1996 en Glasgow en donde Stuart Murdoch tenía muy clara la idea de formar una banda para poder darle salida a todas las canciones que componía. Tigermilk de 1996 fue el primer disco de Belle and Sebastian respaldado por el sello Electric Honey; al editarse solo 1,000 copias terminó por ser un disco de colección. Stuart David, Stevie Jackson, Richard Colburn, Chris Geddes, Sarah Martin e Isobel Campbell completarían la alineación original, cada uno aportando el sonido de su instrumento pero sobre todo aportando su influencia y visión de la música. The State I Am In, She’s Losing It, We Rule The School y You’re Just a Baby los exquisitos sencillos de este primer trabajo.

 

If You’re Feeling Sinister de 1996, segundo álbum, terminó por ser el respaldo de su placa debut mostrando la elegancia y  sutileza de su música, en este trabajo Stars of Track and Field, The Fox in the Snow, Get Me Away From Here, I’m Dying y Seeing Other People los sencillos de este material.

 

The Boy With Arab Strap de 1998 sería el tercer álbum de estudio luego de la edición de varios exitosos sencillos. Este álbum presentaba un sonido más acústico con claras referencias que nos remiten a bandas de los años 60’s. It Could Have Been a Brilliant Career, A Space Boy Dream y Dirty Dream N° 2 las piezas sobresalientes del disco.

 

A continuación y ya en el año 2000 llegaba Fold Your Hands, You Walk Lika a Peasant, este disco extendía el vuelo y demostraba que la banda era más que un destello y de nueva cuenta traía a escena piezas que se hacían de un lugar en el soundtrack de miles de fans alrededor del mundo, I Fought In a War, Nice Day For a Sulk y The Model los sencillos de este disco.

 

En el año 2002 se editaría Storytelling el cual básicamente sería la banda sonora para el filme del mismo nombre de Todd Solondz, este disco no sería de los mejores pero si dejaba expuesta la versatilidad y variantes que podían ofrecer a la hora de componer.

 

Tan solo un año después, en el 2003, Dear Catastrophe Waitress, llegaba para consolidarse como uno de los mejores discos de la banda, este disco presentaba muchos matices los cuales encajaban perfecto a la hora de escuchar el disco. Step Into my Office, Baby, Dear Catastrophe Waitress, You Don’t See Me, Lord Anthony y Asleep on a Sumbean las fascinantes canciones que le daban cara a este álbum.

 

A partir de aquí la generación de álbums se dio de tal manera que la generación de nuevo material no se detenía pero tampoco llevaba un control específico por lo que las canciones se iban seleccionando de acuerdo a la temporalidad de las sesiones y se iban incluyendo en cada álbum conforme se iba necesitando, con este modus operandi se editarían The Life Pursuit en el 2006, Belle and Sebstian Write About Love en el 2010, Girls in Peacetime Want to Dance en el 2015 y recientemente How to Solve Our Human Problems en sus Volúmenes I y II en el 2017 y 2018 respectivamente. Justo estos dos últimos materiales los traerán a nuestro país a mediados de este 2018 con lo cual tendremos de nuevo la oportunidad de escuchar en vivo grandes piezas como I’m A Cuckoo, Funny Little Frog y The Blues Are Still Blue. Mientras tanto un poco de lo que Belle and Sebastian han mostrado en sus 20 años de carrera.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM