INFLUENCIA2

Por Pool GM.

 

…”La gente de mi generación, y no solo hablo de The Rolling Stones, se ha acomodado en una especia de limbo. Nadie se atreve a saltar sin red. Casi todos siguen haciendo la misma música que hace veinte años. Yo preferiría jubilarme antes que caer en eso”… -David Bowie.

 

“GROUND CONTROL TO MAJOR TOM”

 

Conforme van pasando los años, nos vamos dando cuenta la relevancia que algunos discos han tenido en la historia de la música; la idea del artista cristalizada en un CD o LP no siempre es comprendida de manera adecuada desde el principio y tienen que pasar años para que se le reconozca el valor que merece, por el contrario, hay materiales que desde incluso antes de su publicación, ya tienen ganado un espacio en los registros, esto sobre todo cuando publican sencillos previos que nos dan una idea clara de lo que será el álbum completo. Esta semana en Influencia2 festejamos los 48 años de Space Oddity, segundo álbum de David Bowie, y es que un 11 de Julio, pero de 1969, se publicaba el sencillo que le daría nombre al álbum.

 

Luego de su álbum debut de nombre David Bowie de 1967, era hora de probar que había más por conocer. Este segundo álbum de 1969, en el Reino Unido originalmente fue llamado David Bowie mientras que en USA Man of Words/Man of Music, fue hasta 1972 que RCA relanzó el álbum ya como Space Oddity.

 

Aunque el primer disco mostraba claramente sus influencias, no sólo en el ámbito musical sino también en el teatral, este segundo trabajo es considerado como el primer álbum real de David Bowie, esto porque fue en este material en donde quedó perfectamente registrado lo que veríamos a lo largo de toda su carrera, un Bowie con referencias en el tiempo que lo mismo podían sonar a décadas pasadas que parecer por momentos adelantado a su época, por otro lado, también se percibía el constante enfrentamiento con sus distintos productores por tener el control del sonido final, tal vez sea esta la razón por la cual más de una vez nos topamos con discos no claramente definidos en cuanto a sonido, mostrándonos en un solo material, las distintas facetas que Bowie podía cubrir sin que esto signifique que alguna era mejor que otra.

 

La portada del LP original que fue publicado en el Reino Unido muestra un retrato de David Bowie sobre un diseño de puntos azules y violetas todo sobre un fondo color verde, el trabajo lleva el crédito de Victor Vasarely, para la publicación en USA la variante fue el fondo verde por uno en color azul. Cuando en 1972 RCA lo relanza colocan una foto de los años de Ziggy Stardust, al final, en 1999, se decide unificar la portada por la original con un nuevo título debajo de la foto.

 

Así pues, con la ayuda de Tony Visconti y Gus Dudgeon como productores, Space Oddity fue lanzado el 7 de Noviembre de 1969, con una duración de 45:13 y editado por Philips Records (UK) y Mercury Records (USA) Bowie salía a conquistar el mundo.

 

4 meses antes, el 11 de Julio, el corte que sería elegido como sencillo era Space Oddity. Esta canción está inspirada en la película de Stanley Kubrick 2001: A Space Odyssey y narra el lanzamiento de Major Tom al espacio exterior. Dentro del relato Bowie se encarga de transmitir la desoladora, alucinante y hasta fastidiosa sensación de flotar en el espacio dentro de una “lata” desconectado de toda comunicación posible con la Tierra. La canción fue de hecho utilizada por la BBC en su cobertura cuando el alunizaje del Apolo 11. Existe una versión que asegura que la canción es mas bien una metáfora sobre  el consumo de heroína, utilizando la analogía de la cuenta atrás del inicio como el tiempo transcurrido entre el momento en que la aguja entra y el momento en que la sustancia hace su efecto.

 

El álbum además de esta gran canción nos presentaba nueve cortes más. Unwashed and Somewhat Slightly Dazed muestra una clara influencia de Dylan al contar con sonidos de armónica, guitarras folk y partes vocales similares. Letter to Hermione es por otro lado, una balda suave que básicamente es la despedida de Bowie a quien fuera su novia, Hermione Farthingale, ella de igual manera protagonizaría las líneas de An Occasional Dreamer. God Knows I’m Good es una referencia de lo que Bowie presentaba en su  disco inicial, nunca lo dejaría de hacer de hecho, en  cada álbum había una leve retrospectiva, una presentación del presente y una muestra de lo que quería hacer en el futuro.

 

Si existe una pieza dentro del disco lo suficientemente fuerte para competir con Space Oddity esa es Cygnet Commitee, esta canción es justo la parte de proyección en el álbum, es la pieza que nos deja ver hacia dónde Bowie quería llevar su sonido así como su interés por crear todo un  personaje (Ziggy ya se empezaba a dibujar en su mente). Janine, canción 1 de la cara B del LP respaldaba todo este tema de alter egos y múltiples personalidades que Bowie utilizaría a lo largo de su carrera.

 

El balance tal vez para todas las canciones anteriores fue Wild Eyed Boy from Freecloud, una canción influenciada por el budismo y que en el álbum presentaba el acompañamiento de una orquesta de 50 músicos, al mismo tiempo era el primer trabajo que Mick Ronson registraba al lado de Bowie dando como resultado una gran pieza musical.

 

En un par de años al álbum cumplirá 50 años de existencia, han pasado muchas cosas desde que Major Tom fue lanzado al espacio exterior, a la distancia pareciera que mutó y regresó a la Tierra convertido en Ziggy Stardust, lo que es un hecho es que con casi medio siglo de vida, el segundo álbum de Bowie cada día está más vigente que nunca siendo un referente básico a la hora de hablar de música. Esperemos que donde quiera que Major Tom se encuentre nos esté escuchando, o tal vez leyendo.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM