INFLUENCIA2

Por Pool GM.

 

…”La música es el alimento espiritual de los que viven de amor”… -William Shakespeare.

 

“DE POST PUNK Y OTROS TEMAS”

 

En Agosto próximo se cumplirán 15 años del lanzamiento del disco debut de la banda Neoyorquina que hoy llenará las líneas de esta sección; por otro lado, hoy 28 de Junio se cumplen exactamente 6 años de aquel concierto llevado a cabo en el Palacio de los Deportes en donde Rey Pila abriría la noche.

 

Recientemente hemos revisado bandas pioneras del Post Punk, esta vez toca el turno a una de las más representativas de este estilo pero ya en nuestros años, siendo el claro ejemplo de lo mucho que puede llegar a influir la música de décadas pasadas. Esta semana, en su última entrega del mes de Junio de 2017, Influencia2 presenta, Interpol.

 

Hace 20 años, en 1997, ¿qué estabas haciendo?, ¿en dónde te encontrabas?, la década de los 90’s, musicalmente hablando fue muy ecléctica, mientras las Boy Bands y las estrellas Pop acaparaban los estantes en las tiendas de discos, que en esos años apenas comenzaban a volverse populares quedando atrás los cassettes, el rock vivía una de sus etapas más contradictorias (o interesantes también) fusionando géneros totalmente distintos, así, el Nu Metal (odiado por muchos) de pronto se volvía la carta fuerte de todo el género. Esto por supuesto no era del agrado de todos, como es común, siempre existirá un sector que busque algo más a lo prestablecido, algo que se acomode más a sus ideales e intereses.

 

Greg Drudy y Daniel Kessler (guitarra) se conocieron en la Universidad de Nueva York en el 97’, ambos conocieron poco tiempo después a Carlos Dengler (bajo original), su interés por la música los motivó a comenzar una banda, para ello ocupaban un vocalista, en este punto de la historia es donde aparece un viejo amigo de Kessler que había conocido años antes en París llamado Paul Banks (vocal y guitarra). Drudy, si bien había estado desde el inicio, el proyecto comenzó a tomar una forma y fuerza importante ocasionando su salida, para ocupar su lugar se integró entonces Sam Fogarino (batería).

 

Ya con la alineación y roles dentro de la banda perfectamente definidos, la ola de presentaciones en la escena local Neoyorquina dieron resultados muy pronto, el primer fruto de ello fue la grabación de un EP en el año 2000 de nombre Interpol respaldado por el sello Fukd, firma underground del sello Chemikal. Al año siguiente, ya en el 2001, luego de presentarse en el programa de John Peel el despegue fue inminente, el sello independiente Matador los firmó y ahora los esfuerzos debían enfocarse en producir el primer álbum de larga duración y para el cual ya tenían a bastantes fans a la espera teniendo como referencia el EP inicial.

 

Así, en el año 2002, Turn on the Bright Lights es publicado y, contra todo lo que el libreto indicaba en aquellos años, un sello independiente tenía uno de los mejores álbumes del 2002 (con excelentes ventas) además de la mayor revelación tal vez de los últimos 5 años proponiendo un “nuevo” rumbo musical con sonidos oscuros claramente influenciados por todo el Post Punk de finales de los 70’s y principios de los 80’s. De nuevo quedaba claro que la música tiene un ciclo y tarde o temprano todo regresa.

 

En el 2004, dos años después de un éxito rotundo y presentaciones memorables, lo mismo en Europa que en USA, presentaron su segundo trabajo; más allá de que el grupo había generado unas expectativas muy altas, el tema en esos años era lograr tener un segundo álbum igual o más importante que el debut, esto porque la mayoría de las nuevas bandas que surgieron a principios del 2000 se quedaban en el famoso One Hit Wonder.

 

Antics, nombre del segundo trabajo, les dio la consolidación presentando un sonido un tanto más ligero y fácil de digerir, este álbum les abrió las puertas de los grandes festivales presentándose en Glastonbury además de ser los teloneros de grandes nombre como U2 y The Cure.

 

Ya en el 2007, en medio de su presentación en Coachella presentan un adelanto de su nuevo trabajo que terminaría por llamarse Our Love To Admire, este trabajo ya mostraba una madurez musical notoria ya con un sonido característico empezando a experimentar en algunas piezas, libertades que el éxito de los dos discos iniciales les había dado.

 

Tres años después, en el 2007, varios sucesos se presentarían, por un lado comienza de a poco la época en donde los nuevos sencillos se suben a la red para que los fans en lugar de ir a las tiendas de discos por el material físico descarguen la canción a sus reproductores, computadoras o teléfonos celulares, así publican Lights, adelanto de lo que sería su cuarto trabajo, Interpol. En Mayo de ese año, tan sólo un mes después de haber publicado ese sencillo la banda comunica que Carlos Dengler, bajista original deja de formar parte de Interpol siendo el cuarto álbum (en  ese momento ya terminado y entregado) su último trabajo con la agrupación. David Pajo lo suplió temporalmente quedando sólo como un trío.

 

En 2014 El Pintor conocío la luz y ese ha sido el último trabajo hasta el momento del grupo, Banks ha colaborado en otros proyectos pero siempre Interpol será el proyecto que los colocó en la cima de la escena musical comenzando una nueva era del Indie con todas las raíces ochenteras de Joy Division y Bauhaus.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM