EMPEZAMOS A RECORRER LA AVENTURA DE SEGUIR SIENDO PARTE DEL ESCENARIO DE LA CIUDAD: “MALDITA VECINDAD”

Por Tania Avilés

 

Las últimas 3 décadas de la ciudad están llenas de cambios, movimientos sociales, terremotos, huelgas y de la mano de todos ellos viene La Maldita Vecindad, una banda que a través de sus instrumentos y su voz ha sabido darle vida a lugares, personajes y objetos que ahora son parte del escenario del país, como el “El Solín”, el “Pata  de Perro” “Don Palabras”, “El Cocodrilo”  o el “Kumbala Bar”;  vivencias que pese al paso del tiempo, siguen en la memoria colectiva, cantándose con el mismo ímpetu de generación en generación y  formando parte de las historias de nuestro México.

 

LOS INICIOS

 

En entrevista con Roco, vocalista de la banda y Aldo Acuña, bajista; los músicos platicaron algunas anécdotas, porque como decía Solín, “El tiempo vive en la memoria” y Roco tiene muchos recuerdos de cómo empezó este gran viaje…

 

“Corría por ahí la década de los 80´s, la idea del grupo era que como no existía la música que soñábamos, una música que tuviera toda la energía del punk, esta idea de hazlo por ti mismo, al mismo tiempo que tuviera la rítmica del funky, del reggae, del ska, pero también que tuviera toda la presencia de la música mexicana, del mambo, de la música norteña, de la cumbia, entonces, como no existía esa música, pues nos dedicamos a hacerla”.

 

EL SURGIMIENTO DE LA BANDA

 

Pero la historia de La Maldita no se entendería sin el terremoto del 85, uno de los sucesos que más los marcó.

 

“En el 85 fue nuestro primer concierto, mucho de la mano de todo el movimiento de damnificados del terremoto, porque la calle se convirtió en un gran escenario, estaba llena de todos los campamentos de damnificados, La Unión de Vecinos 19 de septiembre en Tlatelolco, la Morelos, La Roma, la San Rafael, la Santa María, Santa Julia, todas estas colonias que eran donde vivíamos, y ahí empezamos a tocar, se fue dando como esto que soñábamos, una generación más activa, más con una voz crítica hacia lo que estaba sucediendo”, afirmó el “front-man”.

 

LA VIDA LOS TENÍA QUE JUNTAR

 

Aldo Acuña tenía ideologías y gustos que comulgaban con los de La Maldita.

 

“Salió nuestro tecladista, el pianista tocaba el bajo, y tocaba los acordes entonces cuando el salió nos quedamos sin bajista y sin pianista, entonces el “Tiki”, guitarrista de esa época pues ya conocía a Aldo y lo invitó”, recordó Roco.

 

Para Aldo fue un regalo integrarse al grupo, “Yo tenía muchas ideas como para la música que hacía Maldita, y conformamos el núcleo de lo que hoy es Maldita, coincidiendo mucho en temporalidad y también en las ideas y eso, en torno a lo que queríamos hacer, a lo que queríamos que sonara”, afirmó.

 

EL CIRCO

 

Hace 25 años la banda creó “El Circo”, un disco que lleva impregnadas sus ideas y gustos musicales, que rompió todos los paradigmas y que dos décadas después, isco que fue tocado en La Carpa Astros, en un show que fue una gran fiesta, llena de energía y elementos circenses.

 

“En este concierto que hicimos en la Carpa Astros varia gente había ido hace 25 años, entonces recopilamos ahí algunas historias, había banda que llegaba con el volante de hace 25 años y con los discos de edición original, platicó Roco.

 

“Lo sacamos en 1991, logramos hacer lo que ya teníamos muchas ganas de hacer en nuestro primer disco, pero no lo logramos concretar que era el seguir el camino, como dice Pink Floyd o los gringos o ingleses, discos conceptuales, pero nosotros hablábamos de como dice acá El Piporro: Disco novelas”.

 

“Estas historias del circo, que estamos celebrando ya un cuarto de siglo siguen teniendo vigencia”, consideró Aldo.

 

SÓLO DISFRUTAN EL CAMINO

 

Roco considera que lo importante es seguir adelante, “Todo este viaje mágico musical que ha sido los 30 años de Maldita Vecindad, no nos planteamos esto de logros, siempre ha sido un caminar abierto a ir descubriendo, a ir creando conforme vamos creciendo y avanzando”.

 

FUERA DEL ESCENARIO

 

En su vida diaria los músicos disfrutan de las cosas simples de la vida, Aldo se declara futbolero de corazón

 

“Retomamos el fútbol en el cual el trabajo colectivo rinde frutos, el éxito del juego es de todos. sacar la energía, canalizarla, echar para afuera la frustración, y aparte de hacer ejercicio, son formas de apropiarnos de nuestro tiempo, de nuestro juego, de la imaginación”

 

Roco por su parte, aprecia lo que la naturaleza le brinda, “Ya llevo como 7 años viviendo fuera en un pueblito y me fascina eso, algo totalmente nuevo para mí, desde hace 7 años, ir a caminar a los cerros, además son unos cerros con muchísima tradición, con pinturas rupestres, cuevas, cascadas, caídas de agua, ríos, redescubriendo el infinito poder de la naturaleza como fuente de conocimiento, y de alineación y todo, hasta el mismo hecho de respirar ahorita, como esta cultura ha dejado de lado algo tan importante”, afirmó.

 

¿DE QUE ESTÁ HECHA LA MALDITA?

 

“Resumiendo, pues si, toda la historia de Maldita Vecindad desde el principio hasta ahorita es trabajo colectivo, sentido del humor, música y cultura mestiza, cultura de paz, salud de cuerpo mente y alma y espíritu, activismo espiritual y movimiento social”. Consideró Roco.

 

Hoy sabemos que mientras exista una causa por qué luchar, mientras haya una historia que valga la pena contar, mientras haya algún recuerdo o personaje digno de recordar, ahí estarán Roco, Aldo, Pato y Sax, dándoles vida con su música, evocándolos con sus canciones y volviéndolos parte de la cultura popular mexicana.

 

 

Entrevista hecha en febrero de 2017