EL TRI FESTEJÓ EN GRANDE SUS 50 AÑOS EN EL PALACIO DE LOS DEPORTES

Por Tania Avilés
Fotografía: Luis Garduño

¿Están siendo felices? Fue la pegunta mas recurrente de Alex Lora la noche del sábado en el Palacio de los Deportes.   Y la pregunta se respondió sola, después de ver la respuesta de los miles de fanáticos que abarrotaron el recinto para festejar 50 años del Tri, en un concierto que llenó de nostálgia el Domo de Cobre y que estuvo lleno de sorpresas e invitados especiales.

Con un chaleco de mezclilla lleno de parches y estoperoles y parches, playera de la Virgen de Guadalupe y pantalón rojo a rayas, Alex Lora saltó al escenario lleno de energía y animando a toda la raza. “¿Estamos siendo felices?, que chingue a su madre el que no cante, a saltar toda la pinche raza”  , dijo el cantante generando júbilo entre los presentes.

 

Fotografía: Luis Garduño

 

La noche abrió con un vídeo del Tri y el “Boogie”, y “La raza Más chida”, donde aparecieron en el escenario  danzantes con penachos, haciendo un baile digno de la ocasión.También salieron a escena un muñeco de Chela y el otro de Alex Lora.

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

El Himno Nacional también se cantó con especial emotividad, y el cantante destacó que no podía faltar en un festejo como este.

 

Fotografía: Luis Garduño

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

Aquí esta su valedor, ¡Que chingue a su madre!, si,  es un culero el hijo de su puta madre, pero también tiene jefecita y es Paquita la del Barrio, esta noche El Tri y la banda del Palacio de los Deportes le vamos a dedicar una rolita”  expresó Alex Lora, mientras mostraba una máscara de Donald Trump y el público enardecía y chiflaba.

 

Fotografía: Luis Garduño

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

¡Que chigue a su madre Donald Trump! recalcó Alex, mientras simulaba una felación con la mascara del presidente estadunidense.

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

Fotografía: Luis Garduño

 

Ronaldo Vaca, vocalista de Animal de Ciudad, agrupación Boliviana con la que Alex colaboró en su sencillo Patas Arriba, fue parte de los invitados especiales para esa gran noche y cantó uno de los temas más emblemáticos de la banda, “Metro Balderas.

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

El público asistente fue muy diverso, y se pudieron observar desde niños atentos al show, hasta gente que rebasaba los 50 años, quienes bailaban y coreaban con particular nostalgia todos los temas. Entre la multitud se observaba una chica sin playera, y que bailaba extasiada en top o un señor de avanzada edad, sosteniendo un vaso de chela, que cantaba y sonreía,  dejando ver,  además de su falta de  dientes frontales, su gusto por la agrupación.

 

Fotografía: Luis Garduño

 

Un Popurrí ranchero también fue parte del repertorio, además de “Epidemia”, “Violencia, Drogas y Sexo”.

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

Cirilo de España fue de los primeros invitados e interpretó Mente Rockera.

 

Fotografía: Luis Garduño

“Abuso de autoridad”, generó rechiflas y mentadas para la clase política, y entre cierto olor a mota que se percibía entre el público, Alex hizo una petición al público.  “Que se oiga con huevos hasta Palacio Nacional”. Mientras hablaba de ciertos expresidentes, “Una bola de hijos de su puta madre, pinche Luis Echeverría, el ojete es del pinche Cedillo, nuestro pendejo y querido Enrique Gavioto, que chinguen a su madre”. 

 

“San Juanico”, estuvo acompañada de efectos especiales, estallidos y fuego en el escenario, recordando aquel suceso ocurrido un  19 de noviembre.

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

El maestro Armando Manzanero apareció en escena, “Un aplauso para el más chingón compositor romántico de México y el mundo”, pidió Lora, mientras entre la multitud, además de aplausos se escuchaban gritos de   ¡Qué se pare, que se pare!.

 

Fotografía: Luis Garduño

 

“Triste canción” sonó con cierta nostalgia en  piano y voz del maestro Manzanero, mientras en las pantallas se proyectaban imágenes de momentos compartidos entren ambos cantantes.

 

Fotografía: Luis Garduño

El vocalista del Tri recibió también un reconocimiento de la Sociedad de Autores y Compositores de México, por sus 50 años de trayectoria, y tampoco faltaron las bromas del vocalista, quien miró la estatuilla y dijo “Aquí en la placa dice con letras pequeñas y casi ilegibles, que chinguen a su madre los que no aplaudan” . 

 

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

Fotografía: Luis Garduño

 

La noche fue una verdadera fiesta, llena de emociones, entre los asistentes destacaron las playeras del Tri, los chalecos con parches y  las banderas de México. ¿Estamos siendo felices? nuevamente preguntó el front man, Muy felices cabrón, respondió un fan, al tiempo que otro gritaba ¡Te amo Alex!.

 

Algunas de las canciones que marcaron la noche del sábado fueron “Pamela”, tema que Alex contó le compuso a la hija de un recluso que le hizo la petición, luego de que su mamá matara a la menor, “Una y otra vez”, “Oye”, “Igual Para Todos”, “2 de Octubre”, “María Sabina”  y  “Nunca digas que No”.

 

Otros de los invitados fueron Luciano Napolitano, Dr. Shenka, vocalista de Panteón Rococó, quien  interpretó Chavo de Onda, Javier Bátiz y Pocholo con quienes interpretó “Oye Cantinero”, “Metrometal” y “Lucila”, el rapero C Kan interpretó uno de los éxitos d ela banda, “Difícil”, Toño Lira cantó “Esclavo del Rock and Rol”, Andrés Calamaro se apropió de “Cásate o muérete”, y Alex cantó “El Rey” y “La Boa”, acompañado de la Sonora Santanera.

 

Un recorrido por la discografía del Tri, efectos especiales, un sin fin de invitados, y un show de casi 6 horas, hicieron vibrar El Palacio de Los Deportes y a sus 20 mil asistentes que gritaron lloraron, rieron y se emocionaron con cada tema y un Alex Lora, que demostró tiene la energía de  un chavo de 20.