EL PRE SHOW QUE RESULTÓ MEJOR QUE EL SHOW

Por Pool GM.

Finalmente se cumplió la fecha y se llevó a cabo le edición LIII del Super Bowl, esta ocasión en el Mercedes Benz Stadium en Atlanta Georgia. El partido en sí fue bastante cerrado con muy pocos puntos pero, más allá de lo deportivo, lo que nos atañe es lo estrictamente musical.

Ya bastante controversia se había generado desde muchos meses antes respecto a qué artista podría presentarse en el Show de Medio Tiempo, espacio que ha visto desfilar a Michael Jackson, Madonna, The Who, U2, Katy Perry o Red Hot Chili Peppers, por mencionar algunos.

Y es que en los últimos años la NFL ha dejado expuesta su cara más corporativa dejando de lado varias protestas en contra del racismo emitidas por varios jugadores comenzando todo con aquella de Colin Kaepernick cuando al momento de sonar el himno estadounidense se colocó con una rodilla al piso acción que terminó por marcar su carrera dejándolo fuera de los 49ers de San Francisco y sin ningún interés aparente de ningún equipo de la liga.

Luego de este y posteriores muestras de protesta la NFL decidió reprimirlas emitiendo multas a los equipos y amenazando con suspensiones en caso de continuar con el tema. Todo esto vino a repercutir el show de medio tiempo de este año ya que múltiples artistas rechazaron la invitación, principalmente artistas de Hip Hop, como muestra de solidaridad con Kaepernick.

Los elegidos, no sabemos si porque no había más opciones, fueron Maroon 5 quienes se han llevado rápidamente la etiqueta del peor show de medio tiempo de toda la historia; sin entrar en muchos detalles en mi opinión la actuación fue de lo más plana basando todo el show en los fuegos artificiales y los cientos de personas que conforman el número como lo fue la banda al estilo universitario de esta edición.

Los momentos que de pronto devolvían la esperanza para que el show trascendiera fueron los protagonizados por Big Boi de Outkast y previamente Travis Scott, más allá de que pudieron vestirse de gloria rindiendo homenaje Stephen Hillenburg, creador de Bob Esponja, y que falleciera en Noviembre pasado, incluyéndolo en la presentación, cosa que no pasó y que decepcionó a más de uno.

Una noche antes, en la fiesta previa al Super Domingo, se llevó a cabo lo que para muchos debió ser el show de medio tiempo, pero, qué fué lo que sucedió?. El escenario fue tomado por los Foo Fighters quienes se vieron acompañados en algunas canciones por Tom Morello de Rage Against the Machine interpretando War Pigs de Black Sabbath y Roger Taylor, mítico baterista de Queen con quien ejecutaron Under Pressure, adicionalmente Perry Farrel, vocalista de Jane’s Addiction, se unió para interpretar Mountain Song, canción de su banda. Run The Jewels se encargaría de abrir la fiesta y vaya que también lo haría.

18 canciones conformaron el setlist con lo que los Foo Fighters se llevaron la noche, aquí la lista completa:

  • All My Life (with “Cat Scratch Fever” interlude)
  • Learn To Fly
  • The Pretender (with “Train Kept a Rooling” interlude)
  • The Sky is a Neighborhood
  • Times Like These
  • Sunday Rain
  • My Hero
  • These Days
  • Walk
  • La Dee Da (with Dave Koz)
  • Guitar solo/Another One Bites the Dust/Imagine/Jump/Blitzkrieg Bop/Day-Oh
  • Under Pressure (Queen cover with Roger Taylor)
  • Monkey Wrench
  • Run
  • War Pigs (Black Sabbath with Zack Brown and Tom Morello)
  • Mountain Song (Jane’s Addiction cover with Perry Farrell, Zack Brown and Tom Morello)
  • Best of You
  • Everlong

Si se quedaron con ganas de ver realmente un show de medio tiempo (que seguramente así fué) aquí el show completo.