DEPECHE MODE REVOLUCIONÓ EL FORO SOL

Por Pool GM.

 

20:30 Hrs. Luego de 9 años la espera había terminado. Previamente Rey Pila de la CDMX se habían encargado de abrir la noche con algunas piezas cuidadosamente seleccionadas y es que no es fácil pararse frente a un Foro Sol al máximo de su capacidad con un público ávido de ver a su banda favorita la cual ya de por si por años habían esperado y además muchos de ellos habían dormido a las afueras días antes o habían hecho fila por horas; buena actuación que muestra que están haciendo bien las cosas y que hay un camino interesante por recorrer. Así pues, el momento llegaba, las luces se apagaban y los gritos llegaban al por mayor. Revolution de The Beatles se escuchaba y también al público corearla sabiendo que la noche había comenzado.

 

Going Backwards de su más reciente álbum, Spirit, la encargada de liberar toda la adrenalina de los presentes, por fin Dave Gahan, Martin L Gore y Andrew Fletcher colaborados por Christian Eigner y Peter Gordeno salían al escenario ante 65,000 enloquecidos asistentes los cuales desde el inicio corearon cada una de las piezas seleccionadas para la noche. Con sus clásicos movimientos, Gahan dibujaba su silueta al bailar frente a la gran pantalla central que llenaba el escenario. De pronto el primer golpe de euforia, It’s No Good del álbum Ultra se escuchaba y el Foro Sol se caía a pedazos, Dave Gahan bailaba de un lado a otro y se mostraba tan lleno de energía la cual contagiaba a todo el lugar.

 

Sin dejar lugar para el aliento Barrel of a Gun del mismo álbum completaba la foto, aquel 1997 se sentía más cerca que nunca con esos tintes de rock pero sin dejar de lado los clásicos sintetizadores. Dave Gahan seguía deleitando con sus movimientos y seguía el turno de algo aún mejor, con ellos siempre todo puede ser mejor; las alarmas sonaban y eso solo quería decir una cosa, A Pain That I’m Used To del Playing The Angel sonaba para de nuevo volver loco al público.

 

Para sorpresa de muchos otro sencillo del Ultra, Useless, con un bajo cautivador ejecutado a la perfección por Gordeno y con un video a blanco y negro de fondo Depeche Mode nos recordaba los años que han pasado pero lo bien que se escuchan en vivo y la energía que transmiten sobre el escenario. Momento para tomar un poco de aire, Preciuos del Playing The Angel tomaba su turno y así el Foro Sol cantaba al unísono. Un poco de sensualidad adicional hacía falta, World In My Eyes del Violator se encargaba de aportarla complementado adecuadamente por los movimientos de Gahan al compás de la melodía. Así la tercera parte del recital se completaba.

 

Un tema más del Spirit, Cover Me para dar una pequeña pauta al setlist, sin que esto significara que la euforia decayera, a continuación, el primero de los momentos Martin de la noche, Insight del Ultra en una versión acústica provocaba las lágrimas de muchos ante la característica voz de Gore, momentos siempre memorables que significan demasiado para los fans de toda la vida; ¿qué haría falta?, Home, también del Ultra y en voz de Martin, le seguía inyectando esa nostalgia a la noche logrando que al unísono el público coreara el riff final de la canción celebrado por la banda y alentando a que el coro se extendiera por algunos segundos después de finalizada.

 

Un poco de baile no venía mal, In Your Room del Songs Of Faith And Devotion la encargada de ello, una joya más que se incluía en el setlist que ya resultaba todo un recuerdo. Where’s The Revolution de su actual álbum la siguiente de la noche, con el puño en alto al menos hoy sabíamos que la revolución estaba en la Ciudad de México. De nuevo un viaje aún más atrás, Everything Counts del Construction Time Again de 1983 ponía a todos a bailar y cantar como si las horas en la fila no hubieran significado mayor cosa. Stripped del Black Celebration del 86’ completaba el segundo tercio de la noche la cual nadie quería que terminara.

 

Momento de llevar al Foro al punto más alto, comienza un familiar sonido del teclado, ese que con solo escucharse las primeras notas es más que suficiente para que los miles de fans descarguen toda su energía ante uno de los momentos esperados, Enjoy The Silence del Violator obtenía los mejores pasos de los asistentes y con ello la fiesta estallaba. Never Let Me Down Again del Music For The Mases pedía a gritos turno en la fila y el momento de las luces y olas de brazos aparecía, para muchos un sueño hecho realidad formar parte de esa fotografía que muchas veces solo se ve por video, un gran momento del recital.

 

Momento del Encore el cual dibujaba en el horizonte que el final se acercaba, se había ido como agua y aunque aún faltaba los deseos de que el concierto fuera eterno a más de uno le llegaban a la mente. De nuevo Martin L Gore acompañado por el piano de Peter Gordeno llenaban el escenario, una versión de Strange Love del Music For The Mases marcaba el último momento Martin de la noche. Ahora sí la recta final, la primera de las últimas tres, Walking In My Shoes del Songs Of Faith And Devotion nos recordaba lo cerca que estuvimos de ver el final de Gahan y posiblemente de la banda a causa de una sobredosis pero que como el ave fénix resurgió de sus cenizas para retomar su carrera de la mejor manera posible. A Question Of Time del Black Celebration complementaba el viaje a la lejana pero más cercana que nunca década de los 80’s para finalizar con uno de los temas más característicos de la banda.

 

Personal Jesus del Violator cerraba esta gran noche que para muchos fue quizá la despedida de la banda a nuestro país y el setlist pareciera serlo lleno de todos los éxitos que muchos querían escuchar dejando solo fuera algunos temas como Policy Of Truth o Just Can’t Get Enough, mañana será la segunda y última presentación programada en nuestro país, veremos qué sorpresas tienen preparadas para su segundo concierto.