INFLUENCIA2

Por Pool GM.

 

…”I went to get a loan and they asked my race, So I wrote Human inside the space “… – Beastie Boys.

 

“THE CITY THAT NEVER SLEEPS”

 

Nueva York, la Ciudad que nunca duerme, la ciudad que ha sido cuna de muchos movimientos culturales los cuales lo mismo tienen que ver con teatro, cine, moda que con música, diseño o pintura nos lleva al proyecto de esta semana. Influencia2 revisa brevemente lo que Nueva York aportó al mundo del Hip Hop siendo este proyecto pieza clave; Beastie Boys.

 

The Ramones y todo el punk dominaron prácticamente la década de los 70’s, luego de todo este movimiento vino el Post Punk con Joy Division al frente, sin embargo, no todo siguió el mismo curso. A principios de los 80’s, nuevamente en Nueva York, un grupo de amigos se aventuraban a experimentar con las guitarras tratando de darle una vuelta más a la tuerca y hacer que el punk sonara no como tal pero si igual de transgresor, así fue que Michael Diamond “Mike D”, Adam Horovitz “Ad-Rock” y Adam Yauch (MCA) comenzaron el proyecto Beastie Boys, que según Mike D significa Boys Entering Anarchistic States Towards Internal Excellence. Si bien el proyecto inicial era más orientado al rock e incluso hubo integrantes adicionales que aportaban tambores y guitarras no pasó mucho más y el trío se interesó más por las rimas, los beats y las tornamesas añadiendo ahora ritmos como el jazz y el funk, con este cambio el proyecto esta vez sí tomó fuerza.

 

Su primer trabajo fue producido nada más y nada menos que por el genio de la producción Rick Rubin, Licensed to Ill de 1986 llegaba para marcar pauta en el Rap y Hip Hop, a la postre, de la historia de la música en sí. She’s Crafty, Girls y Brass Monkey acompañarían a un par de joyas que los catapultarían de inmediato al éxito; No Sleep Till Brooklyn y (You Gotta) Fight For You Right (The Party!). Así, prácticamente de la nada este trío irrumpía en un género históricamente dominado por la raza negra cosa que en un inicio no fue tan aplaudido pero que paulatinamente la calidad se antepuso dejando cualquier prejuicio de lado.

 

Paul’s Boutique fue lanzado en 1989 ya con el sello Capitol Records dejando atrás a Def Jam y los problemas contractuales que habían tenido con ellos, además, se habían mudado de NYC a LA. Esto sin lugar a duda impactó en el resultado final ya que además de valerse de los sonidos base del Hip Hop integraban funk y un poco de psicodelia la cual de alguna manera traían integrada por sus influencias rockeras. Este disco aportó temas como Hey Ladies, Johnny Ryall, Car Thief y What Comes Around.

 

Ya entrada la década de los 90’s y con el Rap a la par de las grandes bandas de Rock y todos sus sub géneros Beastie Boys presentaba en 1992 su tercer álbum, Check Your Head el cual retomaba la batería, la guitarra y el bajo, sus orígenes vaya, teniendo como resultado un sonido mucho más rocker pero fusionando las rimas con todo ello, indicios de lo que luego sucedería con bandas como RATM. Jimmy James, Funky Boss, Pass The Mic y Gratitude acompañando al gran éxito del disco, So What’cha Want.

 

Para 1994 y ya con una década de trayectoria Beastie Boys inyectaban energía con su siguiente trabajo, Ill Communication terminó por ser el disco más exitoso de la banda siendo el que mejores comentarios de la prensa recibió, incluido en muchas listas de ese año y de la década en sí. 20 tracks que sacudían el mundo de la música pero que de entre todos sobresalían cuatro, la increíble Sure Shot que abría el disco, Get It Together, Flute Loop y la espectacular Sabotage.

 

Parecía difícil superar lo hecho por el Ill Commuication sin embargo, Hello Nasty llegó en 1998 para hacer su lucha. Este disco les trajo varios premios y la consolidación total como referente del Hip Hop además de colocarse desde su lanzamiento en el #1 del Billboard 200. Three MC’s and One DJ, Intergalactic y Body Movin’ los sencillos.

 

Para el 2004 los Beastie Boys publicarían otro gran álbum, To The 5 Boroughs. Este disco, ya con un proyecto completamente establecido y además referente claro del Hip Hop nuevamente traía música para poner orden, para marcar quiénes eran los Beastie Boys y así de nuevo marcar tendencia en el género. An Open Letter to NYC, That’s It That’s All, Triple Trouble y Ch-Check It Out las piezas sobresalientes.

 

Dos discos le restarían a la banda. The Mix-Up del 2007 y Hot Sauce Committee (Pt.2) del 2011 serían los dos últimos trabajos de la banda. Make Some Noise sería la gran última rola que escucharíamos antes del fallecimiento de MCA quien perdiera la lucha contra el cáncer en la parótida en el año 2012 que le fue diagnosticado tres años antes.

 

Gran proyecto que hasta hoy sigue haciendo falta y que esta vez si es prácticamente imposible verlos nuevamente, no al menos lo que solía ser cuando MCA completaba el trío. Aquí un poco de su gran obra para aminorar la ausencia.

 

Facebook: /Poolgm Endorfina
Twitter: @Pool_GM