ALFONSO CUARÓN TERMINA FILMACIONES DE ROMA EN LA CDMX

Por David González

@Dave_G_187

 

El cineasta Alfonso Cuarón se despidió momentáneamente de la CDMX, acompañado por Eugenio Caballero, ambos  se tomaron el tiempo de agradecer no solo al gobierno de la ciudad, también a todos sus habitantes, principalmente a los que soportaron las molestias ocasionadas por los cierres de vialidades y todos los que directa o indirectamente apoyaron la filmación.

 

El nuevo largometraje de Cuarón lleva por nombre Roma, hasta el momento solo sabemos que los protagonistas serán una familia mexicana de la década de los 70´s, la narrativa se ubica en esta época y el director aclaró que por ahora solo podemos saber eso, el resto hasta el siguiente año que es cuando se planea el proyecto vea la luz.

 

“Regresar para mí fue una necesidad y una comezón que llevaba años… y regresar con este proyecto en específico fue algo muy personal porque he establecido una película que sucede en 1971, en la Ciudad de México, y que tiene mucho que ver con elementos y vivencias de mi infancia”, compartió Cuarón en conferencia de prensa para anunciar el cierre de la filmación que comenzó a finales del año pasado.

 

El cineasta mexicano hizo énfasis en la alegría de venir a filmar a México después de 16 años de no hacerlo, además de definirlo como una necesidad personal de hacer la película de sus sueños; cabe destacar que, sin menospreciar a la academia, se refirió a los premios Oscar como una oportunidad que solo se brinda a los directores de Hollywood, pidiendo que se le dé su justa dimensión a este reconocimiento.

 

“Solo el tiempo podrá decir si una película es buena o no”

 

Con estas palabras Cuarón respondió el cuestionamiento sobre la nula participación de mexicanos en la edición de este año en la ceremonia de los Oscar, además de indicar que si no hay proyectos nuevos, no podemos esperar premiaciones nuevas.

 

En referencia a Roma, Cuarón se dijo sorprendido por el cambio radical que ha sufrido la ciudad y su población, desde las fachadas hasta la corpulencia de los capitalinos; sin embargo, destacó la actitud positiva que vive la gente hacia el cine mexicano, provocada por las alegrías que el séptimo arte ha entregado al país en años recientes.

 

Cuarón se despidió no sin antes decir que espera volver a filmar pronto en México, que lo logrado con Gravity le ha permitido tener mejores producciones y presupuestos, por lo que desea estar haciendo más sueños realidad en su propia tierra.